Portear en invierno

Ahora que ya falta menos para que llegue el frío, os queremos dar diferentes opciones para seguir porteando durante esta etapa del año. No os debe dar respeto, ya que, en principio, es más sencillo portear en invierno, ya que solo deberemos añadir capas en función de la intensidad del frío. En cambio, en verano, llega un punto que ya nos hemos quitado todas las capas posibles y seguimos teniendo calor.

Lo primero que deberemos tener en cuenta es la climatología del sitio donde vivimos, ya que dependiendo de ésta nos tendremos que adaptar a situaciones como el viento o la llúvia.

Así pues, las principales opciones para portear en invierno son:

  • La más económica seria poner una mantita por encima del porta-bebés. En cambio, esta opción no es muy práctica, ya que difícilmente quedarán todos los lados bien protegidos y puede ser que se nos vaya cayendo.
  • Otra opción también económica seria la de aprovechar un abrigo de una talla más grande, por ejemplo, si lo habéis utilizado durante el embarazo.  El inconveniente principal de esta opción es que en los momentos que no estés porteando, el abrigo os va a sobrar por todas partes. Además, no ofrece la opción de portear detrás.
  • Después, siguiendo este criterio del precio, vendría la opción de utilizar un cobertor. Son muy sencillos de poner y muy versátiles. Son unitalla y sirven para todo tipo de porta-bebés. Además es indiferente la medida de la persona que portea, por lo tanto, un mismo cobertor, lo puede utilizar diferentes personas. Podréis encontrar mas información aquí.

  • Por último, la opción más cara es invertir en un abrigo de porteo. Incorporan una extensión de tela unida con cremalleras que te permiten utilizar el abrigo durante el embarazo, el porteo
    delantero, el porteo a la espalda (ya que también tiene una cremallera en la parte posterior) y como abrigo normal, si le sacas la extensión. Por lo tanto, están pensados para que te duren mucho tiempo. Nosotras apostamos por la marca Momawo por su calidad y diseño. Podéis encontrar más información aquí.

Finalmente, os damos algunas recomendaciones:

  • Deberéis tener en cuenta el calor corporal a la hora de añadir capas de tela, ya que és habitual sobrepasarnos.
  • No es demasiado práctico utilizar buzos, ya que pueden impedir una correcta posición del bebé en el porta-bebés y no les permiten toda la mobilidad que necesitan.
  • Abrigar las zonas que queden descubiertas, como la cabeza y las piernas. És probable que al poner al bebé en el porta-bebés los pantalones queden arrugados. Podemos utilizar accesorios como gorros o calentadores.
  • En caso de llúvia, el porteo se vuelve prácticamente imprescindible, ya que nos permite tener las manos libres para sujetar un paraguas grande que nos cubra bien a los dos.
  • En niños más grandes y que ya andan solos, es más recomendable que cada uno lleve su abrigo, así cuando quieren subir y bajar todo el rato, no tendremos que estar poniendo y quitando abrigos.

Y vosotras, ¿sóis de las que creéis que portear en invierno es complicado? ¿o nos podéis dar algún otro consejo?

2018-10-22T19:05:47+00:00

atencion-cliente

Atención al cliente:

977 07 32 78

enviament-gratuit

Envío gratuito

a partir de 75 €

devolucion-gratuita

Devolución gratuita

(14 días)

pago-seguro

Pago seguro

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y ESTARÁS SIEMPRE AL DÍA