Descubrimos las nueces de lavado

Nos gustan mucho todos los productos que tenemos en la tienda, pero por supuesto hay algunos que son nuestros favoritos o a los que les tenemos un cariño especial. Si habéis visitado la tienda física y además os habéis interesado por los pañales de tela, ¡seguro que os hemos mostrado uno de ellos con entusiasmo! De hecho, llamamos a este producto de modo cariñoso “nuestras amigas: las nueces”. Estamos hablando de las nueces de lavado.

 

¿Qué son las nueces de lavado?

Las nueces de lavado son unas semillas originarias de Nepal. ¡Aunque estas no son para comer! Tienen la peculiaridad que en el agua a partir de 30ºC, sueltan una sustancia llamada saponina.

¿Adivináis qué propiedad tiene esta sustancia? Exacto, hace de jabón, limpia. Y además, lo hace muy bien 😉

Nos encontramos entonces con un producto totalmente ecológico y biodegradable que nos permite lavar la ropa del bebé omitiendo productos químicos y respetando su delicada piel. También podremos lavar sin problemas los pañales de tela. (Por si no lo sabíais, no todos los detergentes son aptos para estos pañales, ya que hay algunos que pueden impermeabilizar la ropa y, por lo tanto, provocar que luego tengan fugas). Este problema no lo tendremos con las nueces de lavado.

Si os interesan,  las podéis encontrar en https://lacasetadelarbre.es/producto/nueces-de-lavado

 

¿Cómo se usan?

Se ponen 4 nueces partidas por la mitad en una bolsa de algodón que ya va incluída en el mismo paquete y se introduce la bolsa dentro del tambor de la lavadora con la ropa. Programamos a partir de 30ºC y ¡voilà! No tenemos que hacer nada más. Las mismas nueces se pueden usar en 3-4 lavados y no hace falta dejarlas secar.

Algunas recomendaciones:

  • Si queréis prescindir de suavizante industrial, en el compartimento donde lo ponéis habitualmente podéis echar una tacita de vinagre blanco.
  • Si lo que queréis es que la ropa tenga alguna fragancia, podéis añadir al compartimento del suavizante unas gotas de esencia de limón o lavanda. También hay unas aromas especiales para lavadora, las podéis encontrar en https://lacasetadelarbre.es/producto/aroma-lavadora-limon y https://lacasetadelarbre.es/producto/aroma-lavadora-lavanda
  • Si ponéis una lavadora de ropa blanca, os recomendamos que añadáis al tambor un par de cucharadas de bicarbonato (sí, sí, ¡el alimentario!) para que la ropa os quede bien blanca, ya que con las nueces de lavado se os puede quedar de un color un poco grisáceo. Con este remedio casero, os aseguráis que os quede bien.

 

¿Qué más puedo hacer con las nueces?

¡Muchas cosas! Para empezar, algunos nos planteáis muchas veces la siguiente cuestión: ¿y si en casa lavamos en frío o a mano, no las puedo usar? La respuesta es… ¡SÍ! Para hacerlo tendréis que hacer jabón líquido con una receta muy fácil y sencilla de hacer. Os la detallamos a continuación:

 

  1. En 1’5L de agua ponemos 20 cáscaras partidas por la mitad o 35 en caso de haber sido utilizadas previamente y que las quisiéramos aprovechar.
  2. Lo ponemos a hervir 20 minutos (con cuidado de que no se vierta, ¡hace espuma y puede subir bastante!), apagamos el fuego y lo dejamos reposar 8 horas.
  3. Colamos el líquido de las cáscaras. Este líquido ya lo podemos utilizar como jabón, por lo que lo podemos guardar en un recipiente.
  4. Las cáscaras que nos quedan las trituramos, les añadimos otro 1’5L de agua y repetimos el proceso de ebullición durante 20 minutos.
  5. Dejamos reposar 8h, colamos el líquido que ya está a punto para su función de de jabón y listos.
  6. Los restos de les cáscaras trituradas las podéis reutilizar como abono para las plantas. ¡Aquí se aprovecha todo!

 

Teniendo el jabón líquido listo, además de que de este modo las nueces cunden mucho más, multiplicamos sus usos:

 

    • Lavavajillas: 1L jabón líquido de nueces + 2 cucharaditas de bicarbonato + 1 cucharadita de sal + 1 cucharadita de aceite esencial de limón. Si lo queréis usar para el lavavajillas, poniendo 6-7 nueces partidas + 1 chorro de vinagre en el interior tendréis suficiente.
    • Fregasuelos: En un cubo con agua, echáis un chorro de jabón líquido (como el que echaríais de un detergente comercial). Le  podéis añadir unas gotas de aceite esencial de limón o lavanda, o , si además queréis que sea desinfectante, unas gotas del árbol del té. Este producto desinfectará y será totalmente apto para casas con bebés.
    • Multi-usos: 1L jabón líquido de nueces + 1 cucharada de bicarbonato +  1 cucharada de vinagre blanco + 1 cucharada de aceite esencial de lavanda o de eucaliptus. Si queréis que sea antibacteriano, añadid también una cucharada de árbol del té.
    • Desengrasante/Producto para el baño: 600ml jabón líquido de nueces + 300 ml de vinagre blanco + 1 cucharadita de aceite esencial de eucaliptus.
    • Insecticida: Poner en un difusor y esparcir por las hojas de las plantas.

 

Empecé a usar las nueces de lavado para la ropa del bebé como alternativa a los detergentes comerciales, después empecé a lavar la ropa de toda la familia y un día, haciendo jabón líquido, se sobresalió de la olla esparciéndose por todos los fogones. Fue al quitarlo y ver que quedaron como los chorros del oro, que decidí aplicar su uso al resto de la casa.

¡Espero que os animéis a probar esta alternativa ecológica, biodegradable y económica!

¿Ya las has usado? Cuéntanos qué te han parecido 😉

2018-05-28T09:57:13+00:00

atencion-cliente

Atención al cliente:

977 07 32 78

enviament-gratuit

Envío gratuito

a partir de 75 €

devolucion-gratuita

Devolución gratuita

(14 días)

pago-seguro

Pago seguro

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y ESTARÁS SIEMPRE AL DÍA