Está hecho de caucho natural totalmente biodegradable y sostenible. Hecho a mano, decorado con pigmentos de calidad alimentaria y hermético, es totalmente seguro para el bebé.
Es un mordedor muy ligero y de fácil agarre. En la parte posterior de la cabeza tiene unas rugosidades para estimular las encías del bebé, proporcionando una sensación de alivio muy agradable.