Tren para juego simbólico, desarrollar motricidad fina y gruesa y la imaginación haciendo uso de la lógica y la asociación por gamas de colores. Edad recomendada: a partir de 18 meses